sábado, 20 de mayo de 2017

El Viaje Inter-estelar Me encontraba caminando hoy y me puse a pensar… Acerca de lo maravilloso de esta experiencia… recordé que fui microscópico, que viví en un mundo acuático y pase a otro mundo, donde el nuevo liquido es el aire que respiro.. Me puse a pensar de que soy un conjunto de células, vísceras, huesos, piel, todo vibrando perfectamente, en un sinfín de sincronicidades universales… Luego cerré los ojos, y me vi atravesando toda esa oscuridad, y luego los abri y vi que todo estaba vivo, vibrando, lleno de luz, de energía, que todo es vibración… Y me sentí una estrella, un fragmento del Cielo, me di cuenta de que estaba viajando en la nada misma del todo existente, donde la materia se hacia palpable a través de la maravillosa experiencia de amor que coexiste entre la Obscuridad y la Luz… Empecé a sentir de que iba surcando esa oscuridad, que paso a paso, mi cuerpo entretejía un nuevo patrón de luz… Comencé a sentir como limitamos nuestra mente, a una palabra, Planeta, Humano, Densidad, y sentí que éramos más que eso… que éramos Dimensiones, Portales, Universo vivo, estrellas fugaces vivas, dentro de una mismo fragmento de nuestra estrella… del Sol, y a su vez dentro de la inmensa Obscuridad donde todo ha sido creado. Maravillado por esta increíble Magia, por esta maravillosa experiencia, este viaje al cual llamamos vida… me di cuenta de que llegue a este planeta, en un portal como muchos, para recordar esta fuente divina y compartirla. La Sombra, el virus humano, todo el tiempo, abatía esa magia… y dentro de tanto embudo de pensamientos limitantes… mi Yo Superior, dijo basta… y ahí… Comenzó el Viaje Nuevamente.

sábado, 15 de abril de 2017

>
La Costra en la Asadera

Una Noche me encontraba en mi cocina, y vi una asadera que estaba con una costra de comida, para ser más específico, de miel con claras… la fui usando sucesivas veces… y nunca la sacaba, con la excusa de que era mejor para el sabor de las futuras tortillas… y con el tiempo empecé a notar que las claras que ponía arriba de la asadera, más del 30 por ciento de lo que ponía quedaba perdido, porque se terminaba pegando a la costra que yo no quería sacar, por vagancia o escusas. Buscando un justificativo, pensando que era mejor, cuando estaba derrochando el rendimiento de las preparaciones…

Un día, vino mi madre, y agarro la asadera, y la dejo sobre la bacha, cargada de agua, para mi sorpresa, ya no podía usarla, pues parte de la costra, estaba levantándose, englobada por el agua que había entrado en su interior…

Y ahí, la voz de Dios me dijo…

"Límpiala, y veras lo que hay abajo, saca hasta lo mas que puedas, y veras"

Empecé, con un cuchillo a levantar las partes más duras… parecía una ARMADURA de oxido en costra, y al levantarla, empezó a aparecer algo brillante… a mi sorpresa, era la asadera, que brillaba… al ver ese brillo seguí con el cuchillo, mientras Dios me decía….

"No pares, porque esto es una enseñanza"…

Seguí levantando todo, y una vez que levante todo me encontré con lo quemado, que si bien la asadera brillaba y no lo podía creer, aún en su interior había quemado pegado… y me dijo Dios…

"Está bien, podes dejarla así, no sigas, ya sacaste casi todo"

Y…seguí sacando, porque debo reconocer de que soy medio obse... pues me di cuenta de que la asadera esa representaba mi alma… me esforcé, y saque lo máximo que pude, y entendí que lo poco que quedaba de ambos lados, era mi muerte, lo que aún no he podido sacar. Avecés no nos damos cuenta de cuanta oscuridad se nos va encimando en nuestra alma, y NO recordamos la fuente de lo que somos en nuestro interior, esa luz que al igual que en el metal brillaba por debajo de esa armadura de masa añeja y reseca… esperaba ser descubierta nuevamente. Y no solo eso, sino que además… no nos damos cuenta de todo lo que perdemos por seguir acumulando armaduras. Dios nos enseña estas cosas en el cotidiano, en el silencio del alma, nos da enseñanzas que muchas veces transcienden al escrito para ser compartidas.

Amén.

miércoles, 22 de febrero de 2017



Llegue de no se donde y me voy a no se donde...

Fui microscópico, luego me convertí en un Ser viviendo en un mundo acuático durante 9 meses... luego llegue a este plano, donde me implantaron una personalidad, como un virus, que me impide recordar mi estado de luz real a lo largo de mi vida humana...

Vuelvo a recordar, una noche entre grietas doradas de miedos y re descubro, que la magia existe, pues yo soy un Ser cargado de magia, que simplemente olvido por miedos.

Comienzo a caminar, sintiendo que a cada paso atravieso un bastidor de oscuridad, que al cerrar mis ojos vuelvo a recordar...

Me imagino lo que sueño, y se plasma en el plano atemporal...

Me conecto con el fuego y con el aire, moviendolos como mis dedos.. sintiendo que son y son parte de mi existencia primordial en este plano.

Los cristales laten en mis manos pidiendo a gritos que los escuche... encontrando en su interior la magia de la creación.

Sostengo un enlace de luz dimensional de un amor humano perdido en el ego porque he matado al ego al descubrir quien soy en verdad.

Toco el arpa y canto en lenguas de un alma que recuerda, con ojos cerrados creando en esa oscuridad un mundo nuevo. No me preocupo porque nadie entienda, porque el alma no busca entender, el alma busca sentir.

Me dicen loco, delirante, poseído y luego acertado y certero, descubro que en ese orden primero esta su ego humano y luego el Ser que yo he descubierto... y entiendo, nuevamente, los procesos de una humanidad, esperando el despertar de la SERenidad.

Los animales y las plantas, ya no son como antes... ya no son diccionario, ahora son magia viva de esencia de Dios.

El mundo quizá entienda, quizá nunca lo entienda, como un hombre de casi 33 años, aún cree en el amor verdadero y en la magia de un cuento...

Me importa solo la mirada de Dios en mi vida, aveces el me habla, diciéndome, tranquilo... todo estará bien...

Me vivo preguntando si enloquecí al sentir, y descubrí que si estar loco es ser profundo, entonces comencé a amar la locura del momento.

Percibo la muerte segundo a segundo porque aprendí a ver la sombra de donde muchos ven solo la creada materia.

Siento mis vísceras y sangre, como vivos seres, energía pulsante y explotante, coaccionando en esta descomunal experiencia espiritual, luchando por entender porque aveces quiero esconderme, como aquellos tiempos donde todo era posible.

La vida me va sorprendiendo de manera colosal, pues ahora he aprendido a vivir de VERDAD en un mundo que vive en la mentira del segundo sin sentir.

martes, 12 de julio de 2016

Nacemos puros… Seres de Luz, inocentes portadores de la verdad… capaces de ver el aura oscura de otro Ser… lloramos al verla, pues no entendemos que es… en nuestra naturaleza de luz, no podemos entender eso que vemos, del mundo al cual arribamos…

A medida que pasan los años, vamos "madurando" buscando integrar esa cruda sombra que vemos al momento de llegar a este plano… Aquellos que la logran integrar pero que aun creen en el "Amor de Cuentos", o en aquellos lazos mágicos con mundos dimensionales, tal cual un pequeño, son considerados, locos, anormales, o bien inmaduros infantiles, sin los pies en la tierra… Simplemente, por conservar un pequeño, al menos, grado de pureza de la luz con la cual arribaron en este plano humano.

Se los premia a estos seres, con calificativos psicológicos y hasta psiquiátricos… Complejos de Peter Pán, Complejo de Edipo (Por amar a su madre o padre, tal cual el primer esbozo de amor al arribo en este planeta), Psicosis, por percibir una realidad diferente, que en definitiva es una realidad real, bipolaridad… por vivir en la esencia, y en la humana demanda sistemática… y la lista sigue…

Así estamos… Se premia al empresario, político, maduro, en su sombrío desempeño, de maduro adulto, y al poeta, al artista, al loco creador, se lo ve como un bohemio, vago, inmaduro al cual le preguntan por segunda vez… "Y vos de que trabajas?"…

Aveces me pregunto si tener la ingenuidad de un bebe te vuelve un estúpido, o si realmente, esa ingenuidad es a lo que queremos volver a través de tantos libros de autoayuda, y tanta espiritualidad New Age de turno…

Y lo cierto… es que aquí… en este plano, ya estamos manchados… pues esas manchas… son permitidas por Dios.

lunes, 4 de julio de 2016



EXTRACTO DE MI LIBRO "El Ser Universal"

Porque le escapamos a la Felicidad?

Toda la vida sentimos que buscamos insaciablemente el camino hacia la felicidad, pero nos damos cuenta de que en realidad le huimos y escapamos a ella. Y es en ese momento donde la felicidad misma cobra el tinte de Mito Urbano, pues a ella solo la vemos en los cuentos de hadas, historias de amor del cine, y momentáneamente en una sonrisa que se esfuma por alguna u otra razón en el cotidiano que atravesamos en esta experiencia, como los seres que somos vivenciando la vida misma.

Estamos en un mundo dual, con una dualidad constante, la luz y la sombra, son lo que hacen posible la vida, y esta dualidad es permitida por la ley divina de la creación, sin luz no hay oscuridad y sin oscuridad no hay luz… y sin estos dos componentes no hay realidad en esta tercera dimensión donde encarnarnos este cuerpo físico material.

Para que todo haya comenzado, alguna vez ha existido un agujero negro, donde como un bastidor, en el se comenzaron a plasmar las galaxias, pero para que ese agujero negro existiera también alguna vez tuvo que haber una estrella… que se su muerte, de paso a ese punto negro en el Universo que genere vida nuevamente. Como verán el famoso dicho "Que esta primero… El Huevo o la Gallina?"… aquí comienza a tener entidad.

Lo mismo pasa con nosotros, somos seres vivenciando una experiencia de luz, donde debemos conectar con nuestra oscuridad para poder iluminarnos. Este pensamiento un tanto New Age, es la realidad de lo que debemos vivenciar. Ustedes piensen que si esto no fuera así este planeta ya hubiera desaparecido, y Dios, si lo humanizaríamos en su forma, en un simple chasquido y sonar de dedos ya hubiera aniquilado todo. Entonces… Si este Dios, Amor, o como querramos llamarlo, sigue permitiendo esta experiencia, es porque TODO absolutamente todo ES como TIENE QUE SER.

Entonces… Quienes somos nosotros para no reconocer de que esa negrura también nos complementa?.

Al integrar esto en nuestras vidas, al reconocer que realmente somos ambas polaridades, que somos seres de luz vivenciando una experiencia en sombras… en un planeta regido a través de la materia que enceguece al alma realmente al conectar con el amor… estamos integrando lo que debemos iluminar. Y de esta forma, no solo la estamos integrando, sino que además, estamos integrando la posibilidad de que la felicidad sea algo posible y no un mito.

Los mitos, no existen, todo es real, desde el momento que es nombrado, posee una carga de entidad racional, esta realidad, sin lugar a dudas da pie a la verdad del todo existente, una vez que entendemos de que… todos podemos ver, pero que muchas veces preferimos pecar por no videntes en nuestras propias vidas.

Le huimos a la felicidad porque ese estado de plenitud automáticamente en nuestro inconsciente nos conecta con la idea de que nos vamos a morir…

Por que ?

Simple, la felicidad no es posible en este plano.

Mentira!

SI lo es, y pasa a ser posible cuando desmitificamos de que realmente la felicidad viene a través de la iluminación, para dar lugar a a que la felicidad viene a través de la integración de lo que somos en nuestra realidad, en este plano, un plano donde existe el día la noche, el blanco el negro, la luz y la oscuridad… el problema esta cuando nosotros nos queremos correr de esta existencia, y ponernos en el lugar de dioses o ángeles, si así fuera no estaríamos en este plano vivenciando esta aventura, de encarnar un cuerpo material.

Seriamos ángeles, o seres de luz, en un estado absolutamente amoroso, sin la necesidad de padecer todas las oscuridades que padecemos diariamente y que insaciablemente hacemos el esfuerzo desmesurado de iluminarlas.

El equilibrio es lo justo y necesario.

Cuando vivimos un momento de plenitud con una pareja, por ejemplo, y sentimos que encontramos a esa alma gemela, en nos complementa en todos los aspectos, nos sentimos felices, pero automáticamente, buscamos alguna manera o forma de embarrar esa felicidad con sombra, pues es necesaria, inconscientemente, lo hacemos, porque nos criamos en esa dualidad… entonces, buscamos algún conflicto, y luego vivimos en la dualidad del amor y el conflicto, de lo contrario, la relación es demasiado perfecta, y se torna aburrida.

Eso le da vida a la relación, para muchos estos parecerá patológico, pero la realidad, es que este plano, es patológico en su creación, no es un plano amoroso y absolutamente puro, como muchos de nosotros queremos o quisimos plasmar. Y esto no es resentimiento, es realidad.

Al sentirnos felices automáticamente, en nuestro insconsciente sentimos de que vamos a morir, pues la felicidad esta asociada directamente con la muerte, con el paraíso, con ese estado de plenitud, y es por esta simple razón que siempre le ponemos sombra encima, para atarnos a este plano, donde, la sombra es necesaria para que la vida sea posible, pero lo que no nos hemos dado cuenta es que podemos ser felices con esa sombra misma, pues es otro estado de felicidad. QUE también es valido, y no vamos a morir por ello, eso es la mente, que genera ridículos miedos que son autolimitantes, para realmente vibrar en nuestro estado más pleno de luz y de oscuridad en este plano, logrando de esa forma que nuestro ser AME esta experiencia dual, y pueda entender este proceso, y así lograr la FELICIDAD de la 3ra dimensión y encarnación a la cual arribamos.

Todos queremos la historia del cuento de hadas… o ese amor de películas… pero nos olvidamos que para que el Príncipe y la Princesa lleguen a estar juntos debieron pasar primero por todos los contratiempos que una malvada bruja o un maldito rufián les puso en su camino. Eso hace interesante a la trama de la historia… ahora bien, si entramos a un cine o abrimos un libro… y el libro tiene 250 hojas, o un guion donde dice… Y VIVIERON FELICES PARA SIEMPRE.

A ustedes realmente les va a gustar este libro o esta película? Se van a aburrir, y lo van a tirar al fuego para prender la leña en el invierno… Así somos los Seres Humanos en este plano, y debemos aceptar esta dualidad. Para poder entender que la luz y la sombra son procesos necesarios de evolución porque nuestro Ser, nuestra alma, nuestro Ser sin la palabra HUMANO de por medio, debe vivenciar esa dualidad para poder evolucionar vida tras vida a un grado mayor de consciencia divina. aHORA... el dilema esta en REALMENTE quien se da el lugar de tolerar los cotidianos de la bruja o el brujo, y no elegir un bloqueo, o una evasión o un borrón y cuenta nueva en vez de luchar por ese amor que todos anhelan casi mágicamente como algo imposible? Hoy es todo efímero, hoy todo es "boyar" de un destino al otro, sin tener un rumbo concreto en el amor... porque hemos olvidado la raíz principal de ese encuentro que luego de lugar a los niveles de tolerancia y de evolución que implica este plano de consciencia, cuerpo y espíritu.

A esto vinimos a este plano.

Cuando comenzamos a entender esto, la felicidad es posible, pues la felicidad que se plantea aquí es una felicidad dual, de blanco y de negro, y debemos ser tan felices en nuestra solaridad como en nuestra lunaridad… en nuestro estado diurno como nocturno del alma… y ese es el gran desafio.

Ser felices por momentos, en una meditación, iluminándonos con cristales, sahumerios, música de relajación, decirnos todos que nos amamos, recordar esto, pero llegar a nuestros hogares y discutir por una cuenta no pagada, o por un temón familiar, automáticamente nos hace no ser conscientes de la increíble experiencia dual que estamos vivenciando. Pues en esa dualidad también se encuentra la realidad de las diversas dimensiones que estamos habitando continuamente, sin darnos cuenta de que la mitad de nuestras vidas nos la pasamos durmiendo, en un mundo donde todo es posible.

Relaciones en 5ta dimensión, contactos en 3ra dimensión… polaridades contrarias, diálogos mentales, músicas de diversas frecuencias, sentimientos, de amor de ira, todo nos complementa y nos vuelve los seres reales que somos en este plano de evolución.

La única forma de ser felices es aceptar de que para llegar al estado de plenitud debemos pasar por las adversidades que son permitidas por Dios, esas adversidades que hacen interesante la historia misma a narrar luego, sin eso, la historia, sería un fracaso y el "Fueron Felices para Siempre" perdería fuerza, pues… no hay premio… no hay amanecer… sin noche no hay amanecer… no hay crepúsculo. No hay realidad.

Y esta realidad es la realmente debemos integrar, para lograr en ella encontrar nuestra real misión en este plano, ya sea desde el arte, desde el deporte, desde la palabra, la espiritualidad, o lo que fuese, encontrar realmente nuestra misión, en esta 3ra dimensión, porque a eso vinimos como los seres que seremos luego en amor puro, hoy no somos eso, hoy somos la semilla, que debe surcar las adversidades de los climas donde fue sembrada, para ser el día de mañana un fuerte árbol de luz… donde sus raíces se encontraran enraizadas en la sombra que ha sabido transitar, esa sombra, es la tierra energética, que debemos depurar a través de nuestro cuerpo espiritual.

Magicamente, al descubrirnos y reconocernos, todo parece una sátira, pues lo que nos genera sombra hoy, sabemos que es necesario, para que mañana nuestra luz sea aun más fuerte, entendiendo esto, nos damos cuenta de que a más sombra, más luz intensa necesitamos para iluminarla, pues, en este proceso, nuestro SER crece, de manera constante, pues… sabe que su estado REAL es el de luz, pero que la oscuridad en este plano es nuestro gran desafío.

Por ende, bendice cada una de tus oscuridades, porque en cada oscuridad, tu esencia real, de luz crece, se acerca más al amor, hacia Dios, porque amando cada uno de tus lados oscuros, amas lo que para ti como ser de luz, es imposible amar, lo integras, lo bendices y pierde entidad… y de esa forma, a través del amor propio hacia tus propias debilidades, día a día te conviertes en un ser muchísimo más conectado con la realidad.

Atilio Adrían Matteucci

jueves, 30 de junio de 2016

Cuenta la leyenda del Cosmos... En una planeta lejano... en una dimensión absolutamente mágica pero imperceptible desde esa magia existen Seres muy antiguos que poseen la cualidad de escribir poemas en los lienzos negros de la oscuridad... La tinta que utilizan es la de la luz de su alma... Como un sello del pasado vivido en ese terrenal plano. Vida tras vida... sueño tras sueño. Esos seres son utilizados por la orden divina como espejos de la sombra humana. A través de un nivel de consciencia elevado. Para mostrar que la Oscuridad SIEMPRE posee un haz de luz en su esencia misma, como proyección misma de la luz y la luz es una proyección misma de la oscuridad. Seres, nacidos en el lugar correcto, la familia, el entorno y demás planos de sombra, son asignados antes de su arribo para dicha misión. Mensajeros del Tiempo les llaman... Ven más allá de lo mundano, pues viven adelantados. Se adelantan a los pretextos... y a los arquetipos humanos... porque ven la esencia... de cada Ser de ese mágico planeta... Por conocer la luz en su máximo grado de amor, y la oscuridad total en su máxima percepción desde ese amor absolutamente puro con el cual fueron creados. Estos seres que tienen la difícil misión de ver la belleza en la Oscuridad, logran hacerlo, a través de una entrega absoluta de amor y de falta de ego... se entregan a la misión de arrastrar esa sombra humana, y llevarla hacia la luz constantemente, sin importarles nada más que esto. Muchos lo hacen desde la palabra... otros desde el arte. Pues a eso vinieron. A mostrar la sombra como reflejo del que no puede verla en si mismo... y la luz en la Oscuridad de ese planeta que parece lejano para muchos... pero que es habitado por todos los que hoy leen estas lineas.

lunes, 27 de junio de 2016

.
Aquí… con unas simples y complejas velas… Que acarician una simple y compleja lluvia… Me pregunto… que hacemos aquí… Que haremos allí… Si todo esto que veo es una simple ilusión… O si simplemente es una realidad a la cual… Le queremos escapar. Me pregunto en el maravilloso misterio de la vida… Escuchando un triste duduk que se fusiona… Con la tristeza inmensa de ese cielo … Entre un sinfín de inmensidad sin respuestas Humanas… Entre un sinfín de preguntas que decaen… En un sinfín de juegos perversos, oscuros… Y olvidados. Las ilusiones se caen… Los muros se convierten en efímeros… Intangibles en el tiempo… Pues en la realidad de lo irreal… Todo pierde fuerza. Simplemente, somos lo simple… De una mente sin mente… De un alma sin alma. Agradeciendo estas preguntas… Que albergan respuestas divinas… Pocas veces escuchadas… Por oídos sordos y lágrimas mudas… De aquellos que lloran en silencio… Por lo que prefieren callar en esos Ojos que prefieren pecar por oscuros… A ver más allá del tintel del sufrimiento. Reflexión Nocturna sobre nuestra humanidad. Atilio Adrián Matteucci